Marigel Martínez Cardel y su Método Mardel: una propuesta de alfabetización global-multisensorial

Actualizado: sep 1


Tuvimos el placer de entrevistar a la maestra Marigel Martínez Cardel, asesora técnico-pedagógica de lenguaje oral y escrito, de la Zona Escolar 055-Piedras Negras, conductora del programa de radio Educando a Distancia, y autora del Método Mardel, una propuesta de alfabetización global-multisensorial.


Marigel Martínez Cardel y su Método Mardel: una propuesta de alfabetización global-multisensorial
Revista DGEPE

REVISTA DGEPE: ¿Cómo estás, Marigel?

MARIGEL MARTÍNEZ CARDEL: Muy contenta de poder estar en esta entrevista y de poder compartir con ustedes mi trabajo.


RD: Antes de iniciar con el tema central de esta entrevista, que es la presentación de tu libro, tengo entendido que participaste como encargada de la asignatura de Lengua Materna, en primer grado, en la estrategia de Educando a Distancia, a través de la radio. ¿Qué nos puedes contar de esa experiencia?

M: El año pasado tuve la invitación por parte de la maestra Nanyelly. Yo inicié con primer y segundo grado de todas las asignaturas, pero era una carga bastante grande, con las actividades propias de la Supervisión Escolar, así como con las que ya estaba desarrollando con esta propuesta de alfabetización, de modo que busqué la forma de que otras personas pudieran continuar con el trabajo, y yo continué todo el ciclo escolar con las asignaturas de Lengua Materna, Formación Cívica y Ética y Artes, en primer grado.


Una experiencia nueva; muy, pero muy enriquecedora, por el hecho de saber que lo que yo estaba grabando iba a llegar a muchas partes del estado. En ocasiones recibía mensajes de "¡te estoy escuchando en la radio!", o personas que no conocía, me contactaron por redes sociales de "¡maestra! ¡Es usted la maestra de la radio!". Realmente es una experiencia muy enriquecedora.


RD: Recientemente realizaste, de manera virtual, la presentación de tu libro, el Método Mardel. ¿Qué nos puedes contar sobre este?

M: El miércoles 11 de agosto llevé a cabo la presentación virtual de este libro que representa la culminación de todo un proceso que comenzó con unas fichas para favorecer la motricidad en las y los niños que pasan de tercero de preescolar a primero de primaria.


Yo coincidía con mis compañeros en que en ocasiones escuchamos comentarios como "es que no sabe ni agarrar el lápiz". Esto sucede porque la motricidad no ha sido debidamente estimulada, es decir, que las y los alumnos no han consolidado esas habilidades que son necesarias para acercarse a los procesos de lectura y escritura.


Es en este periodo de educación a distancia cuando surge en mí esta inquietud por saber de qué manera podría apoyar a mis compañeros, ya que muchos de ellos se acercaban a mí para solicitar ayuda sobre cómo establecer un vínculo y hacer que realmente existiera un aprendizaje a distancia.



RD: ¿Cómo comenzó todo?

M: Como te decía, comenzó con unos ficheros que empecé a compartir a través de mis redes sociales, y que de hecho se publicaron en Revista DGEPE, luego de que mi supervisor se lo compartiera a la maestra Nanyelly, y es a partir de ese trabajo que ella me invita a formar parte de las clases por radio.


Eso dio paso a la propuesta, en la que para mí era muy importante centrarme en las y los niños: ¿qué les gusta?, ¿cómo aprenden?, ¿cuáles son sus intereses?, ¿cuáles son sus necesidades?


Tenemos claro que para ellos el juego es sumamente importante, y cuando pasamos a la primaria lo dejamos un poquito de lado, porque nos encontramos ante una gama de contenidos que queremos desarrollar a lo largo de un ciclo escolar, sin embargo, el juego siempre se puede recuperar. En este caso, yo lo vinculé con esta propuesta de alfabetización.


Decidí lanzar una convocatoria en redes sociales, para niños de entre 5 y 6 años, para realizar un pilotaje de una propuesta de alfabetización, y es así que comienzo a trabajar con 12 niños de diferentes partes del estado: desde Santiago Tuxtla, hasta Ixcatepec en la zona norte; pasando por Xalapa, Veracruz, Ignacio de la Llave, Lerdo de Tejada, Tlalixcoyan... Niños que nunca se hubieran conocido, de no ser por esta clase: un taller de alfabetización en el cual fuimos trabajando a distancia, con el apoyo de los papás, a quienes reconozco mucho el esfuerzo que dedicaron a este proyecto.



RD: ¿Cuál es la esencia de este trabajo? ¿En qué se basa?

M: Retoma estrategias como el modelado de palabras con plastilina, el trazo en bandejas mutisensoriales, el recortado de palabras, el uso de lotas y el aprendizaje por medio de juegos. Todas las actividades giran en torno a elementos que están alrededor de los alumnos, o que forman parte de sus intereses y que, por tanto, resultan más significativas para ellos.



RD: ¿Cuántas palabras se espera que las y los estudiantes aprendan con este método?

M: Son 20 temas con 5 palabras a trabajar en cada uno, pero no es que el niño o la niña vaya a aprender solo 100 palabras, sino que mientras se trabaja con la propuesta, los niños van aprendiendo otras que se derivan de las mismas.


RD: ¿Qué dirías que es lo más innovador de tu propuesta?

M: Diría que es el que toma en cuenta los distintos canales de aprendizaje, como son el visual, el auditivo y el kinestésico. Así también que todo es a través del juego y se plantea en forma de retos para los niños, aparte el hecho de que les permite convivir con otros niños, ver lo que hacen otros y socializar lo aprendido. Otro aspecto importante es que este método se puede trabajar tanto dentro, como fuera del aula, es decir, a distancia.


RD: ¿Cuánto toma aproximadamente llevar a cabo una sesión con el método Mardel?

M: Se busca que las actividades sean cortas. Aproximadamente tomaría unos 40 minutos realizar una sesión completa, incluyendo la socialización del aprendizaje.


RD: ¿Qué nivel de aprendizaje requiere un alumno, para poder llevar a cabo las actividades de tu método, de manera exitosa?

M: Todos los alumnos con los que realicé el pilotaje se encontraban en un nivel presilábico. Hablamos de que conocían muy poco; para ellos las letras no eran más que símbolos a los cuales no eran capaces de atribuir un significado.


RD: ¿Qué tanto te apoyaste en el uso de tecnologías para desarrollar las actividades de tu propuesta?

M: Yo siempre he creído que hace falta relacionar el aprendizaje con lo que el alumno conoce; lo que está cercano a él y lo que le llama la atención. Tú le pones a un niño un celular u otro dispositivo y estará fascinado. No es que todo el tiempo tengamos que utilizarlo, pero en este caso se conjuntó el hecho de que estábamos a distancia. Recuerdo que al principio los alumnos me decían "la maestra del YouTube", porque ellos pensaban que estaban viendo un video de los que comúnmente ven.



RD: ¿Cuánto dirías que tomaría a un alumno o alumna pasar de ese nivel presilábico, a estar leyendo con tu método?

M: Yo comencé con los niños en el mes de julio, y para enero ya estaban leyendo. De hecho, para el mes de noviembre ya había niños empezando a leer. Yo siempre he manejado este término: "de manera orgánica", esto es, como que no nos dimos cuenta.


Es importante hacerle saber a los padres que cada niño o niña tiene su propio proceso; es como las palomitas, cuando las metemos en el microondas, no todas revientan al mismo tiempo. Lo mismo pasa con los niños. Cada uno va a empezar a leer cuando esté listo para ello. Si los forzamos es cuando empezamos a tener todos esos problemas de comprensión lectora o que el niño tenga una actitud negativa hacia tomar un libro o un lápiz.


RD: ¿Cómo hiciste para adaptar las actividades a las distintas formas de aprender de cada alumno y alumna?

M: Para mí es fascinante descubrir la manera en la cual ellos aprenden, porque cada uno de ellos tiene sus propios mecanismos, esto es: enriquecen sus esquemas de manera distinta, pero eso no quiere decir que yo tenga que planear una actividad diferente para cada uno, sino el buscar la manera de estimularlos a todos, y que cada uno sienta que se están teniendo en cuenta sus intereses.


RD: ¿Cómo te ayudó llevar a cabo este pilotaje a consolidar este producto final que es tu libro del Método Mardel?

M: Para el momento en que concluí el pilotaje, en enero, yo ya sabía qué actividades habían funcionado, y a partir de ello continué enriqueciendo el material, hasta conformar ya lo que ahora es mi libro.


RD: ¿Qué representa para ti este libro?

M: Para mí es sumamente importante, sobre todo el compartirlo; el que otros compañeros lo conozcan, de hecho ya tuve un par de sesiones de un taller con compañeros de diferentes partes del estado, los días 14 y 21, donde trabajamos la manera en la que ellos pueden trasladar esta propuesta a sus grupos, tanto dentro, como fuera del aula.


Ha sido una experiencia muy emocionante, sobre todo porque se me han abierto muchas otras posibilidades, por ejemplo, he tenido la oportunidad de compartir un poco de estos resultados a través de las redes sociales, y me han invitado a otras charlas, con compañeros que organizan también, por medio de plataformas como YouTube.


Compartir ha sido para mí siempre algo muy importante, no por el hecho de decir "yo soy", sino para que sepan que todos tenemos algo que aportar; en especial, cambiar la visión que se tiene muchas veces del asesor técnico-pedagógico, que solamente es la parte administrativa.


Yo soy una apasionada de la educación, en todos los ámbitos, pero principalmente en los procesos de aprendizaje de las y los niños. Por ello es un gusto poder compartir este trabajo con ustedes y que los compañeros lo puedan conocer. Aprovecho para comentarte que tengo una página nueva en Facebook, llamada "La Maestra de la Compu" (así me pusieron los niños), donde todos pueden ir conociendo acerca de esta propuesta.



RD: Seguramente es un material que nos va a servir mucho. Ya estamos ansiosos de poder tenerlo y, desde luego, de poder aplicarlo. En verdad te agradecemos mucho.

M: Gracias a ustedes, por la oportunidad. Cuando me contactaste me dio mucho gusto y mucho orgullo poder estar aquí. Siempre es muy importante compartir a los demás nuestras estrategias y nuestro trabajo; poder alzar la mano como ATP y decir "busco hacer la diferencia" como docente y como persona.


De igual manera en mi zona, los maestros son muy receptivos; mi supervisor escolar siempre dispuesto a brindarme las facilidades para poder realizar este proceso. Todas las personas que a mi alrededor me han apoyado, obviamente han contribuido a que pueda lograr este sueño, porque para mí es un sueño el tener este libro ya impreso.


Gracias a ti y a todos en la DGEPE; a la maestra Nanyelly; al maestro Oswualdo, a quien aprecio mucho y que también nos ha apoyado mucho en nuestra zona escolar. Gracias por la difusión que han dado a esta propuesta, desde el pilotaje, hasta la publicación del libro que se desprende de ella. Al Departamento Técnico Pedagógico, en especial a la Mtra. Juana de la Cruz Priciliano, por la confianza que han tenido en mi labor, al invitarme a participar en diversos proyectos. ¡Muchas gracias a todos y a todas!


RD: Gracias a ti, Marigel. A nombre de Revista DGEPE, de nuestra directora, la maestra Nanyelly Teresa Zaldívar Sobrevilla; del maestro Oswualdo Antonio González; de todo el equipo de Apoyo Editorial, y de tu servidor, esperamos volver a a platicar contigo muy pronto. Ha sido un verdadero placer. Te deseo mucho éxito con este y futuros proyectos. ¡Hasta pronto!